Feliciano!

Feliz año nuevo, mijos ¿Cómo les bailó? ¿Hubo buena onda, buenos deseos, buena comida? ¿Resoluciones de año que ya estarán rotas en una semana? Qué bueno saberlo.

Yo pasé mi año nuevo junto al mar, pue. Y como fue en casa de mis padres, fue un finde de comer mucho, comer rico, comer casero. Mimos, y lugares por conocer. Visitamos además algunos locales, así que habrá un especial de reviews sobre ellos, yupiiii.

DSC01613

Pucha que son fomes loh fuegoh artificialeh.

Nos vinimos tempraniiiito el jueves, no para capear trabajo (solamente), si no para evitar el rush de tráfico hacia la costa. De las mejores ideas que he tenido desde que dije que me cortaría casi todo el pelo ‘solo para ver cómo se ve’. Llegamos a buena hora para el almuerzo, al cual no tomé foto porque hambre.

En la noche, la cena fue con vista al mar, esperando la medianoche, junto a la aldea navideña de mi mamá y su mesa linda. Awwww.

No es una entrada de mi mamá si no hay camarones. Esta vez con lechuga, tomate cherry y mayonesa al ajo. Rico y fresquito.

DSC01606

Su plato de carne al jugo con papas a las hierbas, puré de manzana y porotos verdes. Algunos dirán que es Photoshop, porque no me gustan ni los porotos verdes, ni el puré de manzana (no saqué el lado europeo). Tienen razón, es el plato de mi Nenuco, que se veía más lindo que el mío.

Un típico postre de mi mamá: helado (de avellanas), quequito de chocolate (hecho por ella), frutillas deliciosas y salsa de chocolate.

DSC01611

Terminamos con galletas de la fortuna, cortesía de mi Nenuco. A mi fortuna le dimos al menos dos interpretaciones posibles, y estoy segura de que ambas son incorrectas. Deje en un comentario su interpretación.

DSC01614

A la mañana siguiente, desayuno de frutas, cereal, mi gato Butters, y una nueva galleta de la fortuna. En este punto estamos convencidos de que los chinos nos escuchan y escriben tal como hablamo’.

DSC01632El viernes almorzamos cazuela de ave. Extrañaba los platos caseros. Estaba tan weno, que ni le tomé foto, me lo zampé no más.

En la noche, llevé a mi Nenuco a conocer el local ‘it’ de Viña, que yo adoraba antes de mudarme y que no visitaba en años. Habrá un review completo la próxima semana, así que les dejo un delicioso teaser.

El sábado salimos a buscar un local de cupcakes que vimos en el camino el día viernes. De paso, encontramos varias deliciosidades más, de las cuales haré review pronto, además de otros datitos que queremos revisitar las próximas veces que vengamos para acá, así que tendremos para rato. Osom.

Les dejo con un pequeño collage de adelantos de estos mismos:

El domingo teníamos pasaje de vuelta a las 13:10. Sabíamos que no importa a qué hora volviéramos, pasaríamos mil interminables horas en el bus, por lo cual decidimos hacerla más o menos temprano, cosa de no volver a Santiago en la suma oscuridad. Igual lo pasé pésimo en el viaje, me mareé como nunca y tuvimos que bajarnos una estación antes, porque necesitaba refrescarme con urgencia. Del terror. Odio el año nuevo.

Pero antes, mi madre nos dio un brunch con huevito a la paila, tostadas, fruta, galletas, y cereal.

El cereal viene con la hija de la Carolina Arregui sacando pica de su photoshó (no solo soy picá, tb soy diseñadora gráfica, cuando no estoy escribiendo tonteras)

DSC01683

Mi mamá además nos mandó con una linda latita para el camino, llena de galletas y no de hilos y agujas.

¿Cómo lo pasaron ustedes, mijos?

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s