Baramu: detrás del verde

8No me importa cuántos bares, pubs, restós, y diversos oasis de libaciones nocturnas conozcas. Ninguno es como Baramu. La Nenuca fue invitada esta semana a la apertura oficial, donde yo misma pude comprobar qué tan único es.

Escondido-y a la vez a la vista- el local nos recibió con un túnel de vegetación, como no esperas en medio de la urbe. Y ahí empiezas entrar a en el juego de Baramu -que en nigeriano quiere decir “punto de encuentro”, cosa que no es casualidad. Es riquísimo para juntarse, relajarse, terminar una jornada en medio de la semana. Es muy muy chill.

DSC02492

Una vez adentro, nos recibe Rodrigo Valdés, productor de eventos de Baramu; me comenta que ‘parezco bloggera’. Me dio planchita y me reí como mensa. Y nos ofrece algo de beber. No soy muy de alcohol, pero dijo la palabra mágica: limonada. Secretamente mido todos los locales por el nivel de su limonada, jajaja

Como aún no estaba muy lleno, amablemente nos permitió elegir dónde sentarnos. Amantes de los booths y recovecos acolchados, elegimos una mesa esquina con cojincitos, porque son los mejores lugares para observar al resto. Suena creepy, pero me gusta mirar qué pasa.

Al poco rato llegan las limonadas en adorables mason jars. Y ojo, son gigantes. Casi casi tomé una sola toda la noche, no escatimando en nada: buen sabor, buen dulzor y acidez, y bastante jengibre y hielito. Super nice. También probé un jugo de mango (igualmente gigante), super suave, no demasiado dulce. Ideal para una sed de verdad.

Luego comienza música en vivo en un mini-stage, que estuvo ideal: canciones ‘conocidas’ pero siempre en acústico, donde el cantante nos llevó desde Buddy Holly hasta los Violent Femmes.

DSC02515

Música de la wena

Al rato comenzamos a degustar de a poquito los platos que Baramu potenciará como estrellas de la carta: el ceviche de atún con lemongrass, papas bravas con bacon bits y más tarde un pulpo al olivo y un risotto de champiñones. Vamos de a uno:

  • Mi favoritas fueron las papas bravas, estaban simplemente deliciosas, y el bacon estaba en el punto perfecto, con un toque de cilantro. De verdad, de las mejores papas que he probado, hasta nos las repetimos.
  • Después adoré el risotto. Tengo debilidad por el risotto en general, pero éste estaba tal cual debe ser, buen punto de cremosidad y los champiñones, deliciosos. Risotto, te pienso.
  • El ceviche, simplemente perfecto. Picantito, con una buena leche de tigre de sabor fuerte. No es para paladares débiles, jaja
  • El pulpo, cocinado a la perfección, aunque no somos fans de las aceitunas, pero agradecemos que fuera aceituna chilena, pues el tapenade quedó tanto más suave, pese al shock inicial.

Punto demasiado importante a destacar, aparte del excelente servicio: como no amo tanto el alcohol, la comida para mí es primordial, aún en un bar. Lo que pasa (o lo que me pasa) con muchos bares, pubs, locales afines, es que la comida viene en segundo lugar, y es apenas un picoteo o comida que no tiene mucha salida, pues es solo para acompañar el traguito. Baramu es diferente: acá la comida importa y tiene de hecho una propuesta gastronómica destacada y diferente.

La cocina está a cargo del chef Marco Calabrese (…será el mismo Marco Calabrese de Rende Bú…?); la carta es simple, pero original y cuidada, y juega perfecto con el ambiente tipo ‘patio de la casa de campo, pero en bonito’ que ha creado la arquitecto Ingrid Mancilla. Asímismo, los platos en los que viene la comida no son tales: usan pailas de porcelana, como las de la abuela. Los cubiertos están dentro de jarros de loza lacada, las limonadas vienen en mason jars…Todo aporta al ambiente logrado con mesas de picnic, cojines, pizarras y plantas. La iluminación además le da un ambiente de fogata rica en la playa. Toda esta propuesta a cargo de su jovensísima dueña Victoria Schulz, promete y promete mucho.

…ojo, el baño es mixto, a lo más Ally McBeal y me encantó!

Mil jumbitos y hasta el Oscar de Leo DiCaprio para Baramu. Predigo que les irá super bien, y ya sé a dónde llevar a alguien si quiero causar la mejor impresión.

“Son platos que transportarán tus sentidos. Porque damos fe de que en lo distinto perfectamente puede reinar un sabor definitivamente exquisito. Baramu tiene una carta que gusta y encanta” — Victoria Schulz

Dónde: Baramu, Av. Vitacura 7261, Vitacura, Santiago
Precio: $20.000 – $25.000 para dos personas

Baramu Menu, Reviews, Photos, Location and Info - Zomato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s