Vegui: comiendo en máquina

Captura de pantalla 2016-04-25 a las 10.14.26 a.m.Esto sí que nos llamó la atención con el Nenuco; luego nos dio risita. Luego quisimos probar. Y lo hicimos. Y tomamos foto a todo el proceso, como si fuera de origen alienígena. Debemos haber parecido raritos a la gente que pasaba…

Vegui se llama esta maquinita, que pillamos en un rincón del Parque Arauco.Es como cualquier maquinita de snacks del Metro, excepto que es todo lo contrario. No más basura to-go solo porque nos dio hambrecita. Vegui vende comida saludable, onda ensaladas, mix de frutas, snacks de bastoncillos de verdura con dip, frutos secos y muffins integrales, todo fresquito, además de agua mineral y juguito.

¿Lo que más nos gustó que además notamos de inmediato? Que no acepta efectivo, solo tarjetas. OK, tal vez uno piensa ‘qué lata, es más rápido comprar un snack con chin chin’, pero recuerden no más cuántas veces todo lo que traen es un billete grande y el kioskero te manda a freír monos. Si tan solo pudieras comerte el mono, pero no. Y en las máquinas, a quién no se le ha devuelto el billete arrugado, saliendo de donde entró una y otra vez en completa derrota y humillación por no venir estiradito.
No solo eso, se quedan atascadas, dejan de funcionar cuando no lo esperamos, y déjenme contarles que la última vez que usé una máquina, pedí una Sprite helada y me salió una Fanta caliente. Así de mal.

DSC01177

Nos arriesgamos con Vegui. Ya habíamos comido, así que arriesgamos poco: un muffin que llamó nuestra atención desde el panel al costado de la máquina.

DSC01181

Iniciamos el proceso. La pantalla es touch, y las instrucciones claras y bastante fáciles de seguir. Luego indicamos la categoría, en este caso, Snacks/Postres.

Después elegimos del menú lo que queríamos: un muffin integral de zanahoria. $1.090 sale la gracia. Barato no es, pero al paso puede salvar. La máquina ofrece un mínimo descuento por cantidad de productos. Se selecciona el que se quiere indicando la cantidad de cada uno. También se puede ver el detalle de cada producto.

Teniendo seleccionado todo, se procede al pago. Indica el contenido de tu carro de compras, el cual puede ser editado in situ, y el pago con crédito o débito. Luego el potecito seleccionado baja y listo!

Al costado de la máquina indica instrucciones de apertura, porque fácil no fue, jajaja Nos sentimos como seres sin pulgares de repente. Eventualmente captamos. Al costado también hay cubiertos y servilletas dependiendo de lo elegido.

Y listo! El muffin, bastante correcto de sabor y fresquito. No es para matarse, pero está bien al paso.

DSC01192

Ojalá agarre onda y empiecen a aparecer maquinitas de todo tipo y estilo de gastronomía. Aunque sea por lo jocoso o la novedad.

Más info en su página web. Ojo, que también hacen catering!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s