Receta Nenuca: pollo atomatado + couscous a la turca

Este finde los nenucos y un amigo mío de la U (sí, aún me quedan…) tuvimos un cookout: donde se junta gente en una casa, cocinan y se comen lo cocinado. Mi tipo de fiesta.

La última vez que nos habíamos juntado, él hizo pollo agridulce y yo hice arroz mexicano. Esta vez se invirtieron los roles. Yo hice mi comodín pollo atomatado al vino blanco, y él hizo couscous a la turca, adaptando nada menos que una receta de Jamie Oliver. Pero no, no usamos aceite de oliva.

Por cierto, les tengo un drinking game: beban un shot cada vez que Jamie Oliver alcance el aceite de oliva o la sal. De nada.

La cosa es que la combinación nos quedó sukitrukis, así que les comparto las recetas, según las hicimos ese día. Son suuuuper sencillas, pero con resultados casi casi gourmet:

Pollo atomatado al vino blanco

Ingredientes:

4 filetes de pechuga de pollo (más o menos 2 supremas) cortadas en cubitos
4 tomates cortados en cubos (pueden ser con cáscara)
1 pimentón rojo en cubos
2 cebollas cortadas en pluma
1 taza de vino blanco
1/2 cubito de caldo de pollo
1 sobre de salsa de tomate líquida
Aceite (unas dos cucharadas o ‘chorritos’)
Orégano y pimienta a gusto

  1. En una sartén (graaaande y profuuuunda) calienten el aceite a fuego alto y agreguen el pollo, sin que se amontone, y sin revolver tampoco.
  2. Cuando vean que los bordecitos se van dorando o tomando color, agreguen el tomate, el pimentón y la cebolla; ahora sí, remuevan y que quede bien mezcladito.
  3. Agreguen el vino y bájenlo a fuego medio. Ahí lo deben dejar un buen ratito, hasta que se reduzca a la mitad. Pueden remover de vez en cuando.
  4. Agreguen el caldo molido, la salsa de tomates, orégano y pimienta.
  5. Acá ya está básicamente listo, solo deben dejarlo unos minutos más para que espese, y luego sáquenlo cuando tenga la consistencia deseada.

 

Couscous (adaptado de una receta de Jamie Oliver que era harto más complicá)

Ingredientes:

130 g de couscous
1 cdta de comino
1 cdta de paprika
1 cdta de merkén
Sal
Pimienta
1 cebolla mediana
1 pepino mediano
2 tomates
Hojitas de menta
Limón (para jugo)
También se puede añadir cilantro

  1. Hagan una mezcla con el comino, la paprika, el merkén, la sal y la pimienta, que así es más facilito. Agreguen esta mezcla al couscous y revuelvan con un tenedor.
  2. Hiervan agua y cubran el couscous con el agua hervida, dentro de un bowl o una ollita. Tapar. Se deja como 10 minutos tapado.
  3. Por mientras, corten la cebolla, el tomate y el pepino en cubitos pequeños.
  4. Desarmen las ramitas de menta, para quedar con un puñadito de hojas. Córtenlas un poquito. Si agregan cilantro, se corta en este paso.
  5. Mezclen el couscous con un tenedor y añadan los vegetales cortados, mezclando nuevamente.  Agreguen la menta (y cilantro, si usan)
  6. Al servir, añadan jugo de limón recién exprimido. Le da el toque.

Nos quedó todo hermoso y delicioso. Y entre el vino blanco y las especias del couscous huele todo tan bien, diohmío.

DSC03030

Prueben ustedes también, que más simple, imposibiru. Y me cuentan qué tal les fue!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s