Noso: aniversario en el mejor brunch de Santiago…

Hace poquito el Nenuco y yo cumplimos 5 años de relación. 5 años intensos, pero al mismo tiempo piolas, junto a mi otra mitad. Donde ambas mitades son super diferentes, como un pimentón cortado, pero transversalmente. Así y todo, seguimos siendo partes de un mismo delicioso pimentón. Espero se entienda eso, y no haya quedado medio psicótico.

Hace tiempo andaba mirando panoramas de viaje que jamás en la vida haré, y me apareció una imagen de los mejores brunches del mundo. Obvio que dije ‘ah, pero acá nica encuentro algo así’, que es el equivalente de ‘¿y en regiones, cuándo?’, y casi siempre igual de imposible.

Captura de pantalla 2018-02-23 a la(s) 13.14.23

Incluso le tomé pantallazo y lo guardé en la carpeta de food porn, que es más vergonzosa que actual porn.

Por ahí escuché que si bien no era igual-igual a la imagen, el Noso del Hotel W ofrecía los domingos un brunch cuático. El tema es que había cierto misterio al respecto, encontré pocas imágenes y descripciones a mi parecer vagas; había que confiar. Igual anteriormente habíamos celebrado un aniversario acá (lo pueden leer aquí, pero es fome porque solo comimos postre); pero algo cachábamos del local.
Y ya que buscábamos algo tremendo para los 5 años, nos lazamos a probar el que muchos llamaban patudamente el mejor brunch de Santiago, para ver si el título estaba bien puesto o le quedaba como poncho. Porque qué mejor forma de celebrar 5 años, que un montón absurdo de comida. No soy Barack Obama, pero apruebo este mensaje.

Más que una reseña, esta nota va a ser una galería obscena de comida, la cual tratamos de probar en su totalidad (aunque dejamos la mitad de todo lo que nos servimos, porque hasta yo sobreestimé mi capacidad)

DSCF3821

Llegamos antes de lo estimado (el brunch comienza tipo 12:30 cada domingo), así que nos sentamos en el bar a tomar té helado -de paso, lo recomiendo: está bastante bueno y frutal-, además de constiparme de paracetamoles e ibuprofenos, porque la noche anterior había ido a ver a la drag queen Bianca del Rio y andaba con la feroz caña, y tenía que pretender que estaba bien y compuesta.

Para ir comenzando

Nos ofrecieron una mesa en la terraza, la cual se veía tentadora, pero no tanto como una mesa al interior, junto a los postres, así que ahí nos quedamos piola.
El ambiente está rico. Hay DJ y la música es chill. Buena cosa, porque no quería sentir que me hicieron zarzuela en la cabeza, después de una noche como la anterior. Ya no estoy para estos trotes.

Una copa de espumante (el cual es ilimitado) y un juguito de frambuesa (también ilimitado) más tarde, y comenzamos la maratónica degustación.
Una buena forma de empezar el brunch es con la amplia gama de bollería, facturas, sanguchitos, mini burgers, empanaditas, e incluso pizza que se pueden encontrar a un costado del salón.

DSCF3840

La medialuna estaba rellena de chocolate, ay dios mío, gracias por tanto.

DSCF3845

Mi plato. La mini Burger estaba bien decente; lo demás, fresco y correcto. Igual dejé la mitad de todo. Y esa fue la tónica de toda la tarde…

A modo de entrada, hay dos mesones ‘fríos’; uno de productos marinos, como cebiche de salmón, ostras frescas, surtido de mariscos y un tiradito de salmón en salsa de maracuyá bien levantamuertos. O en mi caso, levanta-gente que se quedó bailando hasta las 4 de la mañana en la ex-Bunker.

DSCF3822El otro mesón le lleva una gran variedad de ensaladas, vegetales en variadas presentaciones, cous cous, quinoa, quesos duros para complementar los vegetales, además de quiche, tortillas, salsas varias, porotos negros y primorosos rosetones de salmón ahumado, además de una bandeja de salame, jamones y queso. Y una de mis obsesiones en la vida: ensalada de pasta. El Nenuco las odia, se pierde de la mitad de su vida, y no sé si vale la pena vivir sin ensalada de pasta.

DSCF3824

Dime tus secretos, pasta salad.

DSCF3826

DSCF3829

Mi plato en esos momentos. Quise decir mis platos. Acá es cuando traté de comer da rial, pero al final me rendí y dejé todo a medias.

Los fondos

Había variados tipos de carnes, siempre calientes, destacables las costillas y trozos aquellos que se cocieron lentamente por mil horas para que se hicieran agua en la boca (que por cierto te trocean y sirven, no hay para qué pretender que uno se maneja con el cuchillo de cocina)
Pero mi plato favorito ever fue este garrón de res braseado, muy similar en gusto al boeuf bourguignon, otro de mis platos fetiche. Ojalá haber tenido tres estómagos, para dedicarle al menos dos.

DSCF3847

Entre los compañamientos, había verduras cocidas, deliciosos camotes fritos (de los cuales dejé la mitad), variedad de papitas chilotas, courgettes rellenos. Para gustos, colores.

DSCF3860

También hay una estación donde preparan desde un huevo benedictino (staple obligatorio del brunch internacional), hasta panqueques, y variedad de pastas frescas, las cuales se eligen y preparan en el momento, junto a alguna salsa. Escogí ravioli con salsa 4 quesos, y luego le agregué un quinto queso: rallado. Y obvio que me comí como dos y dejé el resto. Esto de querer probarlo todo. Simplemente no se puede.
Especialmente si se guarda espacio para:

Los postres

¿Hablemos del mesón de postres? O mejor dejo que las imágenes hablen:

Yo que siempre me jactaba del buffet de postres de un matri al que fui, pero esto lo superó como por triplicado, con copia al notario.

DSCF3836

Yo creo que morí, fui al cielo y todavía no me he dado cuenta.

Creme bruleé gloriosa, panna cotta also gloriosa, ese mousse de chocolate que parece de mentira de lo perfecto, y dat pastel de plátano. Yas, queen. Yassss.

DSCF3864

Di la verdad, Rosa. Te comiste todos los postres. Especialmente el chupito de suspiro limeño.

Voy cerrando esta nota, porque a más miro las fotos, más hambre me da. Y son las 1 de la mañana (no has aprendido nada, Rosa; mañana caña de nuevo)

Ah, no, esperen. Mi outfit de ese día, porque me gustó:

DSCF3879

Disculpen la foto baño-de-hotel

Dónde: Noso, Hotel W, Isidora Goyenechea 3000, Las Condes, Santiago
Precio: $29.990 por persona.
Parece carito, pero si se quedan las 4 horas que dura el brunch, créanme que se paga solo.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s