Garage 0276: burgers y muchísimo más

Hagan el ejercicio: googleen Garage 0276 y vean las imágenes, ¿qué les aparece? Burgers, y más burgers. Y unas bien de temer. Hasta la cara irresoluta del Pipe Sánchez asoma entre los resultados. Claramente la especialidad de este local de origen venezolano son las populares hamburguesas, que se han apoderado de prácticamente cada ciudad con propuesta gastronómica de Chile.

O sea, sí, las burgers son fantásticas: todas las carnes son de mínimo 180grs; hay incluso una de 200 -la Bolocco, le llaman-, y una suprema XL que es doble; la carne se puede cambiar por pollo asado, churrasco de cerdo o una hamburguesa de lenteja. No hay discusión. Es más, sigan leyendo la nota, que también probamos una bien épica para no quedar con la pera.

Pero lo que quiero destacar del local son sus preparaciones típicas venezolanas, porque por dios que tienen buena mano. Tanto para una cosa, como la otra, no se confunda. Pero creo que encontramos un plato sencillamente orgásmico, y creo que tenía que declararlo, en vez de hacer la típica nota onda “llegamos al local ubicado efectivamente en un ex-garaje, y pedimos tal y tal cosa”. Me aburrí de esa tontera, les quiero decir lo que de verdad puebla mis sueños y me dicen “vuelve a este local, que tu pega no está terminada”.

DSCF3974

Venezuela sabe de comida, cabros. Le tenemos arepas (incluyendo la legendaria reina pepiada), patacones, yuca frita, los benditos tequeños rellenos de queso, e incluso se puede pedir una tabla que incluye todo (menos a Maduro, como dicen ellos mismos. Tienen también muy buen humor!)

DSCF3986

Sapbe.

Sí voy a hacer un clásico de todas mis notas en la vida ever: partimos con bebidas ($2.600 todos los jugos naturales): un tradicional Papelón con limón y una limonada frappé, porque pedir limonada a estas alturas es más fuerte que yo. Se pide sola. Necesito saber cómo son las limonadas de cada local de Santiago, y algún día haré un ranking, aunque me dé pajita.

Las bebidas llegan sin decepcionar en enormes jarros. La limonada es bien limón, ni muy dulce, ni muy ácida, y con haaarto hielo molido. Amargosa en buena, y super refrescante, balanceada.

DSCF3979

El papelón es algo que habíamos probado antes, era una bebida con un gusto como a chancaca y limón. Acá era un poco diferente: se nota harto más el limón natural (me atrevo a decir de Pica), refrescante como un aguinaldo generoso. Es menos dulce, como para la da rial sed. Ambos, ideales para el verano (que en Santiago dura hasta Mayo)

Pero aquí está el tesoro de Sierra Madre: ya que en otra ocasión habíamos probado la clásica cachapa rellena de queso y nos había gustado, pedimos una variante: cachapa peluda ($5.800) ¿Por qué peluda? Porque lleva carne mechada, y el desmechado serían los ‘pelos’ (amo el concepto; todo debería ser pelúo, no solo mis piernas en invierno)

DSCF3991

Y DIOS MÍO, Yisus y todo el panteón de dioses nórdicos, Thor, Odín y Tom Hiddleston.
Se presenta ante mí una suerte de panqueque de pastelera gratinada, rellena de queso derretido y gloriosa mechada…tapado por OTRO PANQUEQUE.
Y como si fuera poco, viene coronado con mantequilla que se derrite como un río de amor y deliciosidad. Pásenme una canoa, que me voy al río de mantequilla derretida. Uf.

Es que probé un solo bocado de la cachapa junto al queso y la carne, y me pasaron cosas. Como el primer crush de la adolescencia, pero ese que como que igual te empieza a pescar y quedai pa la cola, porque full no te esperabas que te considerara en su universo. Ese nivel.

crush

“Viene tu crush, actúa natural.”

La cachapa solita ya es perfecta. Como hecha de mil costras perfectas de pasteles de choclo, de los que hacía la mamá en verano en librillo gigante, con amor, ganas y ene pega.
La carne desmechada al jugo, no sé qué tiene, que es tan buena. Ravotril molido, no sé. Porque es la mejor que he probado, y yo soy Mechada’s N°1 Fan.
Y juntos, con el queso y la mantequilla…no puedo.
Es que disculpen el lenguaje, pero la cagó —> es mi blog y hago lo que kier0.

Nota mental: empezar a ponerle mantequilla al pastel de choclo recién servido. Para mejorar mi vida.

No tengo palabras.
Así que veamos si mis fotos dicen algo (sin filtro, ni Photoshop, por amor de dios, nunca había tenido que trabajar menos!!)

DSCF3993

TE AMO, CACHAPA

Declaro a la cachapa peluda como patrimonio de la Unesco, y mi meta por lo pronto es probar todas las cachapas del local. Por fin tengo una resolución de año nuevo.

Por otro lado, pedimos por recomendación la hamburguesa más popular de Garage: la Mami Rica ($6.600) Y de verdad es una ricura. Le lleva cebolla carmelizada, champiñones, tomate, cheddar, rúcula y una mostaza dulce en reducción de maracuyá -todo casero! Viene acompañada de papas fritas, las cuales me recomiendan más que cita a ciegas.

Harto wena, bien integrados los sabores, incluso la rúcula, de la cual no soy muy amigui. Pero resultó ser el vegetal ideal para la combinación de sabores. Sutil, pero fuerte, ningún sabor queda entorpecido, se siente lo salado, y lo dulce después.

DSCF4001

El pan, por cierto, es sabroso (y tiene branding); de verdad es la Burger que recomiendo a la segura. Y miren esta tonelada métrica de cebolla caramelizada, sin azúcar. Está hecha en sus propios azúcares naturales. Hay que tener paciencia para lograr algo así:

DSCF4003

Para que no se diga que acá somos mega chanchos y no pensamos en los sanitos, los que comen poco, los que buscan sabor sin culpas, probamos también un Talibán (sí, también me reí fuerte -$6.600), un sándwich totalmente árabe, con pollo marinado en jengibre y cebollín, además de pepino, cilantro, cebolla morada y salsa de yogurt y especias árabes. Y se puede pedir con verduras en vez de papas fritas, pero nunca tan fanáticos de la salud.

DSCF4009

Efectivamente, es menos culposa, viene incluso en pan pita y el sabor es familiar, si se ha probado comida árabe informal. Rica la salsa, liviana, bien mezclado todo. Es como que hubieran destilado la comida árabe en forma de sánguche: los sabores clásicos dentro de una pita, con esas papas fritas del cielo (que de hecho sí resultaron ser buenas; toy chata de las papas congeladas que están asumiendo en varios locales. Tirón de orejas para ellos)

DSCF4006

En resumen, buena hamburguesería, está totalmente al nivel de otros buenos locales de Santiago con esta especialidad, pero la recomendación 120% es la cachapa, a ojos cerrados. No sé si es porque le habla directamente al corazón del chileno, y su amor por la mechada y el pastel de choclo, o porque los venezolanos saben de su propia street food y la honran con amor, pero es lo que me mató muerta, y hay que probarla sí o sí. Pruebe las hamburguesas también, haga lo que quiera, pero ni de broma se vaya sin caer en la tentación de la cachapa, porque yo misma voy a ir a penarle a su casa, y le voy a mandar pizzas y Ubers toda la noche hasta que pierda la cordura y me haga caso.

Dónde: Garage 0276, Tomás Moro 679, Las Condes, Santiago
Precio: $20.000 – $25.000 por dos personas

Garage 0276 Menu, Reviews, Photos, Location and Info - Zomato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s