El Mundo de Dalí: un café con “purrsonalidad”

DSCF4834Les traigo una nota verdaderamente diferente. Se trata de nada menos que un cat café, o sea, un local donde se puede jugar con los mininos, acariciarlos con una mano a lo villano de James Bond, o dejar que te ignoren cruelmente como suelen hacer los gatos, todo mientras disfrutas un tecito.

El Mundo de Dalí es uno de los dos cat cafés que existen en Santiago, que nacieron tiempo después de que se realizó un pop-up cat café en Rendebú. El experimento tuvo tanto éxito, que fue fácil darse cuenta de que la gente simplemente ama a los gatos y quiere cualquier oportunidad para verse rodeada de ronroneos.

DSCF4878

Recién te conocí, pero te adoro

Advertencia:

Las fotos son pésimas, y me da vergüenza nacional publicarlas, pero pucha: no se puede usar flash, porque espanta a los cuchitos. Entre eso y los gatos que no querían posar (cuándo quieren posar ever), un nene peludo que quería a cada rato subirse a una porque era terrible patudo y cariñoso, y mi constante falta de atención porque ohdiosmío gatos, no hubo realmente chance de sacar buenas fotos. Espero que me perdonen por eso, porque mal que mal, los estoy compensando con gatos.
Resumen, mis fotos no le hacen justicia al lugar. Es más, le hacen injusticia. Esop.

(Ah, y lo que menos tomé son fotos de comida, lel; pero les adelanto al tiro que la cafetería es piola y está todo rico)

DSCF4850

Movidísima, pero miren qué ternura de momento

El local es esencialmente una cafetería, con énfasis en las bebidas calientes, ideales para este frío que viene y se va. Pero no se engañen, hay muchas bebidas frías también, y entre todo, el menú es bastante novedoso para ser básicamente una excusa para ver y acariciar gatos.

 

Y porfa, hablemos de los nombres en el menú: Ameowricano, CatPurrccino, MoCatccino, AffoGato. Muero de ternura. Además hay items con nombres dedicados a los gatos más legendarios del local, como el combo Narú, el combo Martín, y el Mitty Shake.

El Nenuco se tentó con un combo Moisés ($4.900 -una bebida caliente y un pastel), que consistió en un MoCatccino y un rollo de canela. Yo pedí un smoothie ($3.600 -yoghurt, fruta, hielo y un ingrediente secreto), un sandwich carita de gato ($3.100 -pancito horneado queso tomate) y un pastel snickers del menú de torta del día ($2.900)

El MoCatccino está bien bueno, dulce en su justa medida, con un dejo nogado. Debo admitir que esperábamos menos.

DSCF4859

El cinnamon roll es de masa integral, pero la verdad que si bien es diferente a lo que estamos habituados, no está nada de mal, con su salsa de caramelo y canela.

DSCF4860

El smoothie es agradable, bastante grande y bien natural.

DSCF4858

Vivo totalmente por la torta Snickers: es super dulce y super chancha. La base es de chocolate, cubierta por una cantidad abundante de crema tipo icing (como de cupcake, con esa consistencia), salsa de caramelo, maníes enteros y un enrejado de chocolate sólido. Es decadente, grande, y cumple lo que promete con el nombre.

DSCF4857

DSCF4861

Cosas que merecen un close-up

Diría que la única debilidad es que hay pocas opciones saladas; y de hecho, filo, mi sandwich es normal y super simple…pero tiene cara de gato, por la cresta, y eso lo hace full mejor. Los gatos mejoran todo.

DSCF4856

El ambiente es entrete, como un gran living con un balconcito, donde todos venimos con la misma idea, y un gran gusto en común; entonces todos son amistosos unos con otros, compartiendo la atención de los gatos, que varían desde la diva que pasa el día durmiendo y no te pesca, hasta el más patudo que se te sube encima.

DSCF4880

Divas durmientes:

 

Yo, en la vida:

 

Por supuesto hay reglas básicas de higiene, juegos y alimentación, que te explican al llegar. Debido a la gran demanda, la estadía es de una hora, la cual te indican en un gafete entregado al ingresar, y el consumo mínimo es de $3.000

DSCF4846

DSCF4885

La ‘mejor’ foto que tomamos al legendario Mitty

Para ser un lugar donde el 100% es ambiente, y la especialidad son los gatos, la cafetería es bastante competente y rica, y quedamos gratamente sorprendidos.

Sorry por la nota corta, pero pasé toda la hora jugando, con los gatos, haciéndoles cariñito y tomándoles más stories que a un hijo chico.

DSCF4841

Dónde: El Mundo de Dalí, Av. Italia 1216, Providencia
Precio: Unos $12.000-$15.000 para dos personas.

4 comentarios en “El Mundo de Dalí: un café con “purrsonalidad”

  1. Marjorie Feliú Garrido dijo:

    Me encanto tu nota! Dali Café es lejos donde volvería una y mil veces. El ambiente, el personal y sus mininos te llenan en cuerpo y alma de buena energía. En lo personal soy amante de las cosas dulces, y su menú es un 7 😊!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s