Fries & Bites: las penas se pasan con fritanga

Desde que abrió este paraíso de la fritura, que quería hablar de él; pero en todo el año no tuve ninguna excusa para chancheo sin sentido: ni una mala noticia, ni un bajón, ni una ruptura, como para justificar enterrar la cuerpa en una piscina de aceite y sucumbir al placer de las calorías vacías.

Hasta que pasó que se nos cayó estrepitosamente una reseña en otro local, y quedé con más pera que Inglaterra vs. Croacia.

Captura de pantalla 2018-07-13 a la(s) 09.55.55

El Nenuco, entendiendo hace rato ya que la única forma de sacarme del pozo sin fondo de mi mal humor es ofreciéndome un sacrificio en comida, me invitó a conocer finalmente este templo dedicado al carbohidrato. He aquí el ya legendario Fries & Bites.

El local es pequeño, pero cuenta con algunas mesitas afuera de éste; sin embargo, mucha gente viene al paso, en busca por los potes de papas fritas y demases. Nosotros no. Nosotros queríamos explorar todo el jardín de variedades empanizadas posibles.

DSCF5039

El menú ofrece básicamente papas fritas (tipo crinkle fries, o sea, onduladas), camote frito, papas fritas tipo waffle, y cosas más contundentes, como corndogs, pollo tipo popcorn, bolitas de queso-jalapeño, todo en tamaño pequeño, mediano y grande, con precios asequibles que van desde $990 a $3.990.
Y por supuesto, también hay promociones.

Y encontramos la promo perfecta: el Bucket Fries & Bites + 2 bebidas ($7.990) O sea, un balde gigante que trae TODAS las opciones del menú. Qué mejor para una blogger barsúa que quiere probar el menú, sin pasarse tres pueblos.

DSCF5034

El balde es alto, sin fondo, grande como mi cabeza. Para comparación, una moneda de $10. Sí, ya, soy una ridícula.

DSCF5038

El balde consiste en porciones pequeñas de papas crinkles, las cuales amé, porque el corte ondulado es el mejor del mundo, pues al tener más esquinas, hay más sectores crujientes, dejando el interior blandito. Así debe ser siempre una papa frita. No se rían de mis uñas a medio pintar, claramente no tengo dignidad.

DSCF5041

También trae camote frito bastante correctito, que ayuda harto a la causa con su ligero dulzor.

DSCF5042

Les sigue una porción pequeña de papas tipo waffles. Si bien se alejan de las perfecciones que ofrece Carl’s Jr. por ejemplo, estaban not bad y eran harto crujientes. Al Nenuco le recordaron las papas curly que ofreció en su momento la malograda cadena Arby’s, cuando intentó instalarse en Chile demasiado antes de tiempo.

DSCF5040

Luego vienen algunos bocaditos de pollo, un poquito genéricos, pero no molestan.

DSCF5043

Incluye tres bolitas de queso jalapeño, que son frituras rellenas de queso crema con jalapeño, iguales  las que probamos en Roof Burger, en Viña. Yo las hallo un poco fuertes, pero el Nenuco las comió sin problemas. Ahí vea usté.

Por último, incluye un corndog bastante rico, aunque yo los prefiero como en los locales asiáticos, con harto batido esponjoso. Acá era más somero, y crujiente. Y la salchicha era bien roja y especiada, como debe ser. Incluso al Nenuco, que no le gustan los corndogs, le gustó esta versión.

DSCF5047

DSCF5048

Como si fuera poco, el combo incluía 5 potecitos de salsas, así que pedí todas las de la casa (menos la BBQ, porque era Heinz, y ya sé cómo sabe)

Le armamos un ranking de salsas, para que vean cuáles vale la pena pedir (no todas, ojo)

  1. Mayo fries & bites: exquisita, pídala. Es fácil de hacer en casa, también. Mayo con ajo y zanahoria rallada. Aunque no lo crea, queda espectacular
  2. Mayo ciboulette: un clásico que no falla
  3. Honey mustard: no entiendo por qué sabía un poco a curry
  4. Spicy chili: harto picante
  5. Chipotle mayo: extraña

IMG_20180707_180350

En resumen: ¿Se acuerdan cuando Calamardo describió la Kangreburger como “un infarto en un pan”? Ya, esto es lo mismo, pero en un balde…Y VALE CADA MALDITO PESO. No, escúchenme. El menú tiene sus bemoles, pero si chanchear es lo suyo, vale totalmente la pena sacrificar una aorta para aquel bajón, para las calorías al paso, para quitarse las “ganas locas” de algo rico e hipercalórico, sin desgarrar bolsillos. Por último, hágalo por las papas fritas con cortes novedosos.

Dónde: Fries & BitesAv. Providencia 2320, Providencia
Precio: $7.990 la promo de balde + 2 bebidas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s