El Socio Taquería: Puro Sabor Chingón!

Ya, yo creo que a estas alturas todos sabemos que comer en Taco Bell no te hace un iniciado en gastronomía mexicana. Y de paso sabemos que en México hasta en la calle se come exquisito, mientras que por acá cuesta bastante encontrar un local que ofrezca una verdadera experiencia que no sea puras margaritas y tex-mex. Sorry, pero es verdá. Con suerte hay como un lugar donde si pides por favor-por favor te dan tortillas de maíz en vez de trigo.

La cosa es que hace ratito que camino a la casa del Nenuco -en La Queen-, se estaba instalando una taquería. Obvio pero OBVIO que estuve sapeando full a ver qué onda. Y así tuve el local en carpeta hasta que abrió. El Nenuco pasó a preguntar por mí: dueño, chef, todo el staff era mexicano de a de veras. Ahora sí que había que probarlo.

Entre carteles con frases sobre el arte de la comida, corridos y banderas mexicanas, nos sentamos a curiosear la acotada carta que el local ofrece. Pero ojo, acotado no significa algo malo. Hay un tesoro escondido acá.

2019-10-1013Fíjense no más en la foto del local. Qué ven al medio? Similar a los locales de kebab, lo que ven es un trompo de carne. Que en México es menester tener a la vista, para indicar que tienes la famosa y exquisitísima CARNE AL PASTOR (necesito mayúsculas más grandes). Que otros locales han ofrecido, es verdad, pero cuándo han cachado que esté el trompo a la vista? Sospechoso, po.

¿Carne al pastor?

Se trata de una carne de cerdo marinada por lo general en chiles, ajo, cebolla, vinagre, juguito de naranja y piña picada, aparte de especias y tomate asado, por al menos 4 horas, pero ojalá all night long. Después se asa en un trompo y se va cortando desde ahí mismo.

Lógico que lo primero que pedí fueron los tacos al pastor ($4.750), que es a su vez el plato más popular del local y con justa razón. Tres gloriosas tortillas de maíz rebosantes de cerdo, con cilantro y cebollas, para armar como uno quiera, además de limón (cómo chucha nunca se me ocurrió exprimir limoncito en un taco, queda exquisito; y yo le echo limón hasta la Coca-Cola, po); también trae un trocito de piña, rememorando el glorioso marinado con que se prepara el cerdo. Trae además una salsa a elección, de no picante a picante. Con las frutas queda rico, fresco, casi veraniego.

2019-10-106

Porfa, necesito que vean that carne:

2019-10-105

El Nenuco se pidió un burrito campechano ($4.300) que trae carne al pastor amada y bendecida, pero además lo mezcla con carne de vacuno, frijoles refritos y abundante queso. También trae limoncito para que vayan de lo rico a lo divinamente rico. Y es harto grandecito, oiga.

2019-10-104

Qué recomendamos

Aparte de los tacos al pastor (obvi), pídanse algo que pasa muy piola en la carta y que tal vez uno no pediría normalmente, pero es una exquisitez ridícula: los frijoles charros ($3.500) una sopa de poroto negro que trae además cecinas y especias. Nada hacía presagiar que su delicioso sabor a chorizo y sus trocitos de queso derritiéndose al calorcito de este celestial brebaje sería uno de los mejores platos del local. Ojo, compártanlo, porque aunque es una entrada, es llenadorcito.

2019-10-107

Para cerrar, pedimos unas quesadillas gringas ($5.000), porque tenía ganas de ver una da rial quesadilla, y porque queríamos una repetición de la carne al pastor sin la cual ya no podemos vivir. Traía además limones de pica, y una montaña de queso, además de tener la base frita, como corresponde.

2019-10-102

Háganse el favor de ver este extreme close-up:

2019-10-10

Hay varios tipos de burrito, tacos y quesadillas. El local además cuenta con opciones vegetarianas, y las tortillas del taco pueden ser de masa de maíz o trigo.
Cada orden de tacos, burritos y quesadillas vienen con una de cuatro salsas a elección,  que van de menos a más picantes: Pico de Gallo, Verde, Misalsita y “El Socio”. Si bien nos gusta harto el picante, entendemos que ni cagando “picante chileno” es lo mismo que “picante mexicano”, así que pedimos verde y pico de gallo, porque soy fan del pebre y de toda su familia.

Hemos comido en varios locales de comida mexicana, y éste es el que más nos ha gustado. Sabor auténtico. Su chef se dio la paja de recorrer todo Santiago revisando locales, y determinó que lo mejor era apegarse e la raíces y traer el verdadero street food mexicano. Bien nos parece, ya era hora.

En uno de los pilares del recinto se encuentra una campana con una leyenda debajo en donde se lee: Si te gustan los tacos… toca nuestra campana. La toqué como mil veces.

Dónde: El Socio, Larraín 6759, La Reina
Cuánto: unos $20.000 para dos personas, pero llenitas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s